Dos jóvenes artistas ecuatorianos traen su arte a Bruselas


Marco Campaña y Galo Endara realizan una exposición conjunta en la casa de Asturias

La embajada de Ecuador en Bélgica ha organizado una muestra de arte contemporáneo ecuatoriano de la mano de dos de sus máximos exponentes: Marco Campaña y Galo Endara. Ambos estuvieron presentes el día de la inauguración en la casa de Asturias y Latinos.be tuvo la oportunidad de hablar con ellos.

Marco Campaña ha trabajado en varios países como Costa Rica, Nicaragua y España combinando su trabajo de restaurador con su carrera como artista plástico. Hace un año y medio vino a vivir a Bruselas donde actualmente tiene su taller personal. En Ecuador dejó en manos de su socio el taller Restaur Art, un proyecto para el que ha trabajado durante 23 años y del que, dice, no fue fácil desprenderse. El cambio ha sido grande pero Marco viene de una familia de artistas (su padre es poeta y sus hermanos músicos), por lo tanto, sabe adaptarse y está en constante evolución. Estudió en Quito y en Madrid, pero actualmente, con 44 años y a punto de ser papá, está estudiando la carrera de Bellas Artes en Bruselas.

Su estilo es el arte moderno, donde el valor dominante no es la imitación o la representación exacta de las cosas, sino la experimentación y la innovación. Sus obras son cantos a la libertad, críticas del consumismo o reivindicaciones de lo familiar y cotidiano. En sus piezas combina símbolos religiosos, muchos aspectos de la escuela colonial quiteña y técnicas como el dorado: “Mi trabajo como restaurador influye mucho cuando hago mi propia pintura y escultura”. No en vano, las alas de ángel, el Niño Jesús y, sobre todo, el Sagrado Corazón aparecen constantemente en su trabajo. Nos confiesa que pinta corazones con frecuencia desde que su padre tuvo un infarto. “Es un hombre muy sano y en ese momento me di cuenta de lo frágil que puede ser un corazón. A partir de entonces le doy mucha importancia ”.

Galo Endara acaba de cerrar “Mestizándonos”, una exposición en el Instituto Cervantes de Moscú que realizó con motivo del Bicentenario del Primer Grito de Independencia de Ecuador. En la casa de Asturias podemos contemplar alguna pieza de esa muestra y otras que ha seleccionado expresamente para esta exhibición bruselense.

El estilo de Galo podría considerarse más tradicional aunque a menudo utiliza técnicas modernas (de hecho trabaja como diseñador gráfico en Madrid): “Para mí los iconos precolombinos que provienen de las culturas antiguas son esenciales, sin embargo, también bebo mucho las obras modernas y contemporáneas”. Tienen hasta el 28 de noviembre para disfrutar del trabajo de dos artistas ecuatorianos constantes y flexibles, pero honestos con su trabajo y sus orígenes.  Casa de Asturias: Rue Saint Laurent 36.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *