Las lluvias matan a dos personas

Las intensas precipitaciones pluviales que inundaron algunas regiones del país, en este fin de semana, produjeron dos víctimas. Dos personas murieron la pasada noche debido a las inundaciones causadas por las incesantes lluvias de los últimos días, las mismas que han provocado numerosos incidentes en todo el país.
Las víctimas mortales se produjeron en la pequeña localidad de Beaumont, al sur del país, cerca de la frontera francesa. Una mujer de 72 años murió cuando el automóvil en el que viajaba fue arrastrado por la corriente hasta un callejón donde fue sumergido por las aguas. La otra víctima falleció al ser arrastrada por las aguas cuando se dirigía a pie a su vivienda. La mayoría de las provincias del país se encuentran en alerta total o parcial ante los desbordamientos de los ríos a causa de las incesantes precipitaciones.
Trece espeleólogos holandeses fueron rescatados ilesos a última hora de la tarde del sábado tras quedar bloqueados en la profundidad de una grieta cerca de Lustin (sureste), debido a la subida del nivel de las aguas. El Ministerio de Defensa ha movilizado a una cincuentena de militares para ayudar a las autoridades de las localidades más afectadas, donde ha enviado, además, miles de sacos de arena, grupos electrógenos, canoas y equipos de bombeo. Se anuncia para la próxima semana una disminución sensible de la caída de agua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *