Las religiones y las sectas

Los seres humanos desde que tenemos uso de razón tenemos la necesidad de creer en algo. Ese algo pueden ser los dioses de la filosofía o el Dios creador del cielo y la tierra. Con el avenir de la modernidad la gente ha perdido la fe, ha abandonado las Iglesias y la famosa secularización esta más robusta que antes. Pero, si observamos el mapa de las religiones en el mundo podremos darnos cuenta que existen religiones que se expanden, así en el continente de América Latina la religión que predomina es el Cristianismo, en Asia el Budismo, en África y Medio Oriente el Islam. Ahora, indudablemente dentro de cada región existe una diversidad de religiones que han erupcionado junto con el proceso de la globalización.

 

En paralelo a ese proceso han surgido nuevos movimientos religiosos o “sectas” como la Iglesia de Cientologica cuya creencia principal es pensar que cada persona es un ser espiritual inmortal, o los seguidores de Rael que tienen como creencia que no existe Dios y tampoco existe el alma, es decir, que son una religión atea. Todas esas nuevas expresiones religiosas han surgido en el siglo xx, las cuales tienen algunas afinidades que podríamos mencionarlas brevemente, tienen un líder o un personaje inspirador, se apoyan en el uso de la ciencia y la técnica no solamente para ayudar a resolver los problemas personales y sociales de las personas, sino que también hacen uso de las tecnologías de comunicación para difundir sus principios, también juegan en las esferas del poder político y la farándula, con el fin de conquistar el mundo subjetivo de los seres humanos, haciendo hincapié en los placeres, la inteligencia y el éxito personal.

 

Como vemos hoy en día, en todo el mundo no hay lugar ni límite para la expresión e imaginación religiosa, los filósofos que estudiaron sobre la religión ya nos habían advertido sobre la función que cumplía la religión en nuestra sociedad, para Marx era el opio del pueblo, para Durkeim era un sistema solidario de creencias y practicas relativas a las cosas sagradas, para Weber reglamentaba la vida de las personas y por tanto la religión no hacia mas que responder a las necesidades de la sociedad. Por tanto, las religiones tienen sus propias lógicas, en algunos casos responden a la necesidad del éxito, en otras ha restablecer de la opresión que sufre el ser humano, en otras ha la lucha constante por reducir los deseos y placeres mundanos. Entonces, el vivir en medio de diversas religiones y sectas corremos el riesgo de caer en manos de los fundamentalistas, fanáticos, milenaristas y mesiánicos que existen en nuestra sociedad.

 

Finalmente, al margen de la religión que cada uno profese es deber de cada uno hacer las diferencias entre las religiones y las sectas. La religión es parte de nuestras vidas que no podemos dejarlos a los mesiánicos o fanáticos. Ya que el sentido de la religión es justamente ayudarnos a encontrar el sentido a nuestras vidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sép7imo sentido

 

Las religiones y las sectas

 

Por Efraín Camino

 

Los seres humanos desde que tenemos uso de razón tenemos la necesidad de creer en algo. Ese algo pueden ser los dioses de la filosofía o el Dios creador del cielo y la tierra. Con el avenir de la modernidad la gente ha perdido la fe, ha abandonado las Iglesias y la famosa secularización esta más robusta que antes. Pero, si observamos el mapa de las religiones en el mundo podremos darnos cuenta que existen religiones que se expanden, así en el continente de América Latina la religión que predomina es el Cristianismo, en Asia el Budismo, en África y Medio Oriente el Islam. Ahora, indudablemente dentro de cada región existe una diversidad de religiones que han erupcionado junto con el proceso de la globalización.

 

En paralelo a ese proceso han surgido nuevos movimientos religiosos o “sectas” como la Iglesia de Cientologica cuya creencia principal es pensar que cada persona es un ser espiritual inmortal, o los seguidores de Rael que tienen como creencia que no existe Dios y tampoco existe el alma, es decir, que son una religión atea. Todas esas nuevas expresiones religiosas han surgido en el siglo xx, las cuales tienen algunas afinidades que podríamos mencionarlas brevemente, tienen un líder o un personaje inspirador, se apoyan en el uso de la ciencia y la técnica no solamente para ayudar a resolver los problemas personales y sociales de las personas, sino que también hacen uso de las tecnologías de comunicación para difundir sus principios, también juegan en las esferas del poder político y la farándula, con el fin de conquistar el mundo subjetivo de los seres humanos, haciendo hincapié en los placeres, la inteligencia y el éxito personal.

 

Como vemos hoy en día, en todo el mundo no hay lugar ni límite para la expresión e imaginación religiosa, los filósofos que estudiaron sobre la religión ya nos habían advertido sobre la función que cumplía la religión en nuestra sociedad, para Marx era el opio del pueblo, para Durkeim era un sistema solidario de creencias y practicas relativas a las cosas sagradas, para Weber reglamentaba la vida de las personas y por tanto la religión no hacia mas que responder a las necesidades de la sociedad. Por tanto, las religiones tienen sus propias lógicas, en algunos casos responden a la necesidad del éxito, en otras ha restablecer de la opresión que sufre el ser humano, en otras ha la lucha constante por reducir los deseos y placeres mundanos. Entonces, el vivir en medio de diversas religiones y sectas corremos el riesgo de caer en manos de los fundamentalistas, fanáticos, milenaristas y mesiánicos que existen en nuestra sociedad.

 

Finalmente, al margen de la religión que cada uno profese es deber de cada uno hacer las diferencias entre las religiones y las sectas. La religión es parte de nuestras vidas que no podemos dejarlos a los mesiánicos o fanáticos. Ya que el sentido de la religión es justamente ayudarnos a encontrar el sentido a nuestras vidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sép7imo sentido

 

Las religiones y las sectas

 

Por Efraín Camino

 

Los seres humanos desde que tenemos uso de razón tenemos la necesidad de creer en algo. Ese algo pueden ser los dioses de la filosofía o el Dios creador del cielo y la tierra. Con el avenir de la modernidad la gente ha perdido la fe, ha abandonado las Iglesias y la famosa secularización esta más robusta que antes. Pero, si observamos el mapa de las religiones en el mundo podremos darnos cuenta que existen religiones que se expanden, así en el continente de América Latina la religión que predomina es el Cristianismo, en Asia el Budismo, en África y Medio Oriente el Islam. Ahora, indudablemente dentro de cada región existe una diversidad de religiones que han erupcionado junto con el proceso de la globalización.

 

En paralelo a ese proceso han surgido nuevos movimientos religiosos o “sectas” como la Iglesia de Cientologica cuya creencia principal es pensar que cada persona es un ser espiritual inmortal, o los seguidores de Rael que tienen como creencia que no existe Dios y tampoco existe el alma, es decir, que son una religión atea. Todas esas nuevas expresiones religiosas han surgido en el siglo xx, las cuales tienen algunas afinidades que podríamos mencionarlas brevemente, tienen un líder o un personaje inspirador, se apoyan en el uso de la ciencia y la técnica no solamente para ayudar a resolver los problemas personales y sociales de las personas, sino que también hacen uso de las tecnologías de comunicación para difundir sus principios, también juegan en las esferas del poder político y la farándula, con el fin de conquistar el mundo subjetivo de los seres humanos, haciendo hincapié en los placeres, la inteligencia y el éxito personal.

 

Como vemos hoy en día, en todo el mundo no hay lugar ni límite para la expresión e imaginación religiosa, los filósofos que estudiaron sobre la religión ya nos habían advertido sobre la función que cumplía la religión en nuestra sociedad, para Marx era el opio del pueblo, para Durkeim era un sistema solidario de creencias y practicas relativas a las cosas sagradas, para Weber reglamentaba la vida de las personas y por tanto la religión no hacia mas que responder a las necesidades de la sociedad. Por tanto, las religiones tienen sus propias lógicas, en algunos casos responden a la necesidad del éxito, en otras ha restablecer de la opresión que sufre el ser humano, en otras ha la lucha constante por reducir los deseos y placeres mundanos. Entonces, el vivir en medio de diversas religiones y sectas corremos el riesgo de caer en manos de los fundamentalistas, fanáticos, milenaristas y mesiánicos que existen en nuestra sociedad.

 

Finalmente, al margen de la religión que cada uno profese es deber de cada uno hacer las diferencias entre las religiones y las sectas. La religión es parte de nuestras vidas que no podemos dejarlos a los mesiánicos o fanáticos. Ya que el sentido de la religión es justamente ayudarnos a encontrar el sentido a nuestras vidas.

 

 

 

 

Sép7imo sentido

 

Las religiones y las sectas

 

Por Efraín Camino

 

Los seres humanos desde que tenemos uso de razón tenemos la necesidad de creer en algo. Ese algo pueden ser los dioses de la filosofía o el Dios creador del cielo y la tierra. Con el avenir de la modernidad la gente ha perdido la fe, ha abandonado las Iglesias y la famosa secularización esta más robusta que antes. Pero, si observamos el mapa de las religiones en el mundo podremos darnos cuenta que existen religiones que se expanden, así en el continente de América Latina la religión que predomina es el Cristianismo, en Asia el Budismo, en África y Medio Oriente el Islam. Ahora, indudablemente dentro de cada región existe una diversidad de religiones que han erupcionado junto con el proceso de la globalización.

 

En paralelo a ese proceso han surgido nuevos movimientos religiosos o “sectas” como la Iglesia de Cientologica cuya creencia principal es pensar que cada persona es un ser espiritual inmortal, o los seguidores de Rael que tienen como creencia que no existe Dios y tampoco existe el alma, es decir, que son una religión atea. Todas esas nuevas expresiones religiosas han surgido en el siglo xx, las cuales tienen algunas afinidades que podríamos mencionarlas brevemente, tienen un líder o un personaje inspirador, se apoyan en el uso de la ciencia y la técnica no solamente para ayudar a resolver los problemas personales y sociales de las personas, sino que también hacen uso de las tecnologías de comunicación para difundir sus principios, también juegan en las esferas del poder político y la farándula, con el fin de conquistar el mundo subjetivo de los seres humanos, haciendo hincapié en los placeres, la inteligencia y el éxito personal.

 

Como vemos hoy en día, en todo el mundo no hay lugar ni límite para la expresión e imaginación religiosa, los filósofos que estudiaron sobre la religión ya nos habían advertido sobre la función que cumplía la religión en nuestra sociedad, para Marx era el opio del pueblo, para Durkeim era un sistema solidario de creencias y practicas relativas a las cosas sagradas, para Weber reglamentaba la vida de las personas y por tanto la religión no hacia mas que responder a las necesidades de la sociedad. Por tanto, las religiones tienen sus propias lógicas, en algunos casos responden a la necesidad del éxito, en otras ha restablecer de la opresión que sufre el ser humano, en otras ha la lucha constante por reducir los deseos y placeres mundanos. Entonces, el vivir en medio de diversas religiones y sectas corremos el riesgo de caer en manos de los fundamentalistas, fanáticos, milenaristas y mesiánicos que existen en nuestra sociedad.

 

Finalmente, al margen de la religión que cada uno profese es deber de cada uno hacer las diferencias entre las religiones y las sectas. La religión es parte de nuestras vidas que no podemos dejarlos a los mesiánicos o fanáticos. Ya que el sentido de la religión es justamente ayudarnos a encontrar el sentido a nuestras vidas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *